¿QUÉ SALE MÁS BARATO? ¿UN IMPLANTE DE CALIDAD O UNO DE BAJA CALIDAD Y LOS POSTERIORES TRATAMIENTOS?

 

¿Los implantes dentales de baja calidad?

 

Es Importante que no solo el profesional sino el paciente conozcan sobre el riesgo de un  tratamiento con implantes que se ofrecen a bajo costo porque pueden no cumplir un mínimo de calidad, o incluso suponer un riesgo para la salud bucodental del paciente.

El implante es generalmente la mejor opción para sustituir dientes que se han perdido, pero, para garantizar el éxito del tratamiento, es fundamental que se realice por profesionales especializados, formados y con experiencia, que realicen un estudio previo y un mantenimiento posterior adecuado, además de utilizar materiales de máxima calidad.

El implante está compuesto por la fijación que es la parte que queda bajo la encía, el pilar transepitelial, la parte que sobresale de la encía y la corona o prótesis que recubre el pilar y es lo que finalmente queda a la vista.

Fases del tratamiento:

Son  personales, en función del hueso de la persona y las condiciones se realizan un estudio específico radiológico y planificar el tratamiento. En ocasiones, al paciente se le pueden colocar los implantes y ese mismo día, a las pocas horas, portar una prótesis provisional fija que le permitirá no perder la función estética, masticatoria y fonatoria. Es lo que se denomina implantes inmediatamente cargados.

Recomendaciones si tienes pensado colocarte un implante:

1 – Antes de colocarte un implante pide a tu dentista que te explique claramente el tratamiento, los pasos y el presupuesto.

Los expertos desaconsejan realizar ningún tipo de blanqueamiento si no existe un diagnóstico previo en cuanto a etiología, estado general y bucal del paciente, con una valoración apropiada por parte de un odontólogo sobre las posibles indicaciones o contraindicaciones.

2 – Exige que sea un dentista el que manipule personalmente las prótesis dentales en tu boca Aunque hay otros profesionales implicados en tu tratamiento, y es importante que exista una buena compenetración entre el dentista y el Prostodoncista, hay determinadas prácticas que solamente puede realizar el dentista.

3 – Desconfía de tratamientos muy baratos porque pueden esconder mala calidad o incluso un riesgo para la salud

El material utilizado en el tratamiento con implantes es de avanzada tecnología, puesto que debe integrarse con el resto de los tejidos de la boca, y tiene un costo elevado. Los precios excesivamente bajos pueden implicar que no se está utilizando material adecuado.

4 – Los tratamientos no son garantizados de por vida, ni tus propios dientes cuentan con esa garantía. Los implantes osteointegrados realizados con un material adecuado y por un dentista cualificado tienen un alto grado de fiabilidad. De hecho a los 15 años más del 90% de los implantes colocados en el maxilar superior y en la mandíbula sigue funcionando. Sin embargo no es posible garantizar un tratamiento para siempre como prometen algunas ofertas.

5 – Presta especial atención a tu higiene bucal. Una correcta higiene dental es uno de los factores determinantes para el éxito del implante. Tu dentista te dará unas pautas concretas y adaptadas a tu caso.

6 – Visita a tu dentista cada seis meses.